Argumentos para tener una póliza contra todo riesgo

Mas que indispensable es una responsabilidad, aunque muchos opten por no tener ni siquiera las pólizas obligatorias. El SOAT es una de las pólizas obligatorias y el porcentaje de evasión ronda el 39% según cifras del Ministerio de Transporte.

Tener cubertura contra todo riesgo de nuestro automóvil o motocicleta es una responsabilidad que todos deberíamos tener. Muchos optan por “ahorrarse ese dinero”, aduciendo que ellos conducen con cuidado, que es muy costoso y que nunca lo han usado. Solo tuvieron póliza mientras pagaron el crédito.

Póliza contra todo riesgo

Es una responsabilidad tener póliza contra todo riesgo, y aún más considerando que el colombiano es duro para pagar. Por lo general aunque tenga la culpa va a decir que no es responsable, que no tiene dinero, que mejor esperemos a transito o quizás le dé un numero de teléfono (el cual nunca contestará) o en el mejor de los casos le dará la dirección de su latonero de confianza para repararle el vehículo y a este tampoco le paga por los daños.

En el momento del accidente “ninguno” saca a relucir que tiene una póliza contra todo riesgo ni siquiera considerando que tiene cero deducible para atender este tipo de eventos. O quizás quiera que atiendan el siniestro en la compañía del afectado y éste reclame en la suya para que se entiendan entre compañías de seguros (convenio choque x choque).

El desconocimiento y la falta de asesoría en pólizas contra todo riesgo llevan a que la gente no asegure o compre un seguro sin saber a que tiene derecho. Comprar pólizas es muy fácil y se puede hacer hasta en línea, o a través de una llamada telefónica los bancos donde tiene su dinero se la ofrecen.

¿Qué es un seguro contra todo riesgo?

Un seguro de vehículos que ampara los riesgos a los que se expone un conductor, lo apoya económicamente y lo asiste en situaciones como un accidente, desastre natural o hurto del vehículo.

¿Qué cubre un seguro contra todo riesgo?

Entre los servicios con los que cuenta un seguro de este tipo puedes encontrar:

  • Pérdida total o parcial por daños y hurto.
  • Responsabilidad civil contractual.
  • Asistencia en servicio de grúa con vehículo de reemplazo.
  • Inspecciones programadas a domicilio.
  • Servicio exclusivo de “Conductor Profesional” para traslado en caso que hayas ingerido bebidas alcohólicas.

¿Que debe tener en cuenta cuando toma una póliza?

Cuando se sufre un accidente de tránsito lo primero que hay que pensar es contra qué o contra quién, esto se llama: Responsabilidad Civil y es el aspecto más valioso de la póliza y debe conocer el alcance total y el valor del deducible.

El valor del deducible: es el valor que usted debe pagar en caso de reclamación.

Coberturas: debe conocer todos los hechos que son materia de indemnización, perdidas parciales, pérdidas totales, responsabilidad extracontractual, asistencia jurídica, accesorios, protección patrimonial, terremoto, terrorismo, hurto, gastos de transporte, vehículo de remplazo, auxilios, etc.

Valor asegurado: es el valor en el que se asegura el bien, este valor se debe indicar en la póliza  y si tiene cobertura o no aplica.

Ejemplos

Por ejemplo, si usted choca contra un vehículo BMW Z4 2014 que cuesta $94.900.000, y este vehículo y el suyo se van a pérdida total daños. En caso de que usted sea codificado por el agente de tránsito como culpable y tiene póliza contra todo riesgo, su compañía entra a resarcir los daños de su automóvil y los daños del auto contra el que usted se choco. Si no tiene póliza le toca cubrir con su patrimonio los daños del vehículo que afectado, fuera de los daños de su vehículo. Ahora ¿qué tal si en el accidente también hay lesionados o muertos? Si tiene póliza la compañía le hace acompañamiento jurídico e indemniza a los familiares por lesiones o muerte. Algunas incluyen dentro de las coberturas un amparo de accidentes personales para el conductor en caso de que este fallezca en el auto durante el accidente. ¿Se puede imaginar este panorama en el caso de que no tenga póliza?

Este ejemplo sirve como sensibilización para aquéllas personas que todavía dudan de la necesidad de tener una póliza contra todo riesgo o que piensan que los seguros son un gasto, los seguros son un ahorro, una garantía en caso de que se presente un hecho fortuito al volante. La invitación es a ser responsables y  a tener una póliza que le cubra por lo menos en caso de los daños a terceros.

One comment

Leave a comment